En ANNA no hablamos sobre nosotros mismos, los resultados de los trabajos que nos confían hablan por nosotros